¿Vino realmente el COVID-19 a cambiar “el orden” o solo a sacudirnos?

El COVID-19 es un evento más que “único” en nuestra generación.

“La enfermedad es el lado nocturno de la vida, una ciudadanía más cara” -Susan Sontag

Le debemos a la pandemia del Coronavirus o COVID-19 un guión que vaya más allá de un Apocalipsis o alguna venganza mística y perfecta que restablecerá -mágicamente- el orden de nuestro planeta Tierra. A esta pandemia le debemos algo más que una romantización. Y es que según el informe de la CEPAL Dimensionar los efectos del COVID-19 para pensar en la reactivación el virus será la causa de la mayor crisis económica y social de la región latinoamericana en décadas, con efectos negativos en el empleo, la reducción de la pobreza y la desigualdad  (CEPAL, 2020). Esta pandemia sacó a relucir -otra vez- las deficiencias de nuestro sistema económico,político, y social colectivo.

El COVID-19 entró al mundo como un caballo de Troya, inesperado; entró como una invasión despiadada y secreta. A diferencia de enfermedades como la tuberculosis o el SIDA, el COVID-19 no es una enfermedad de la pobreza, de vestimentas raras, de pelucas coloridas, de cuerpos flacos o de habitaciones frías. El COVID-19 es una enfermedad del nosotros y no del otro. En la Inglaterra asolada por la peste del Siglo XVI se creía que  “al hombre feliz la peste no le toca” (Sontag, 2012). Hoy papalotean en las redes sociales ideas similares, se difunde que aquel quien esté “protegido” no se enfermará. Esta creencia contradice la constitución misma del Coronavirus, y es que esta es una enfermedad que puede afectar a todos. El problema con este tipo de creencias es la falta de conciencia que emana de ellas, la falta de solidaridad y compasión en sociedades como la nuestra, profundamente desiguales en donde cuidarse a uno mismo debería de  significar cuidar a otros también.

Aún  cuando vemos que el virus es perfecto juez; no discrimina, no tiene sesgo, ni preferencias, existen polarizaciones dentro de nuestra sociedad. Vemos en redes sociales comentarios sin fundamentos y acusatorios que replican argumentos racistas, xenofóbicos o aporofóbicos. Vemos comentarios en redes sociales de usuarios reprochándole a la gente que sale de su casa, sin cuestionarse o reflexionar que exista la posibilidad de que hay personas que tienen que trabajar. Ignorando el hecho de que millones de personas tienen motivos válidos por los cuales están arriesgando su vida. 

Otro buen ejemplo de polarización social fue lo que  ocurrió en Michigan, Estados Unidos. Alrededor de 400 a 700 personas -algunos armados con rifles semiautomáticos y equipo táctico de grado militar- se reunieron para manifestarse en contra del confinamiento, exigiendo que se les respetaran sus derechos de “libertad” y criminalizando a aquellos que decidían quedarse en casa. Esto desencadenó una serie de contra-protestas por parte del personal médico,  quienes argumentaron que el hecho de que estén protestando sin respeto a las distancias recomendadas solo ocasionaría una cuarentena extendida y un crecimiento exponencial de infectados. 

Y bueno, ¿qué hay sobre el sesgo holístico del privilegio? Por un lado tenemos a Ellen Degeneres en su mansión junto con su esposa y sus mascotas, marcando a otras celebridades para matar el rato, y del otro tenemos a mujeres trans con sus derechos violentados, picos en las tasa de violencia intrafamiliar y feminicidios a nivel mundial. En China y Francia, hubo un aumento del 30% de denuncias de violencia intrafamiliar, por otro lado en Canadá, España, Alemania y Reino Unido se incrementó de 10% a 30%, mientras que en México la violencia doméstica aumentó hasta 70% (Pintle, 2020).

Si bien, muchos de estos privilegiados están enfrentándose a realidades adversas, teniendo que reducir sus nóminas por ejemplo, aún los sectores más vulnerables de la sociedad son los más afectados. Sobretodo aquellos quienes tienen/tuvieron un empleo en el sector del comercio al por mayor y al por menor, reparación de bienes, hoteles, restaurantes, transporte, almacenamiento y comunicaciones y servicios en general (CEPAL, 2020). Aunado a esto, en el contexto latinoamericano:

los mayores impactos se darían en los países de América del Sur, que se especializan en exportación de bienes primarios, y por tanto, son más vulnerables a la disminución de precios…por otro lado los flujos de remesas hacia América Latina y el Caribe se podrían contraer entre un 10% y un 15% , podrían pasar entre 4 y 8 años para que se retome el monto alcanzado en 2019

CEPAL, 2020

Y bueno, también salieron a flote los gandallas, quienes se aprovecharon  de la pandemia para volverse más ricos  (ver: Caso Bartlett)

A lo que nos deja con la siguiente duda: ¿realmente cambiaremos colectivamente? ¿realmente el COVID-19 vino a cambiar el orden de las cosas?,¿qué acciones tomarán los grupos que se pudieron quedar en casa y pudieron tomarse la cuarentena como un retiro espiritual?. Vemos a los Estados procurando sacar ventaja e incluso recurriendo al robo o cómo los turcos lo llaman “Restricción de exportacion de material sanitario”. Este fue un caso bastante sonado en los últimos días debido a que un cargamento de equipo médico estaba destinado a llegar a España y era de su propiedad fue bloqueado por el gobierno de dicho país, al final los turcos cedieron pero esto deja un precedente que los tiempos de pandemia, son tiempos de guerra. Aquellos que tuvieron la visión y  los recursos para mantener su sistema de salud bien equipado ahorita no parece preocuparles mucho la pandemia, tal y como es el caso de Suecia. El país no tuvo  que cerrar su economía o confinar a su gente como en Latinoamérica o ciertas partes de Europa. 

Estadísticas y predicciones demuestran que a América Latina le tomará años recuperarse de esta crisis económica. Sabemos mucha gente en el poder se las arreglará para solucionar sus finanzas y regresar a sus comodidades. Sabemos que la pobreza y la desigualdad empeorará. 

Creemos que quedarnos culpando y señalando no servirá de nada. Creemos que si queremos cambiar al mundo debemos de empezar por cambiarnos a nosotros mismos, por cambiar nuestros hábitos de consumo, por sanarnos, rompiendo así los ciclos de violencia que nos han asolado desde nuestra fundación.Tenemos que mantenernos y convertirnos en ciudadanos activos. Seguimos creyendo que somos más los buenos que los malos y que si bien no vamos a ver el mundo cambiado, tenemos que luchar por mantener el eco de los “buenos”, de quienes hacen las “cosas bien”.

Conviértete en tu mejor versión, sana, y si tienes el privilegio de la “libertad” -con mucha responsabilidad ciudadana- cumple tus sueños. Después compártete con tu comunidad y luego con el mundo. Ya sea desde la política, la economía, la sociología, la agricultura, la mano de obra, el emprendimiento, la medicina, la fotografía, el arte, el diseño….todos nos necesitamos y necesitamos que desde nuestra trinchera emane lo bien hecho, lo justo, lo trascendental y lo bueno. 

Miroslava Pérez 

M.A. en Resolución de Conflictos y creyente que el ser humano es bueno por naturaleza.

Brenda Puga

Internacionalista, M.A en Estudios Humanísticos. Creo en la transformación colectiva a través de la transformación individual (más nunca solitaria).


  (1)Acorde a la Policia Estatal de Michigan

 (2) Esto implica que son medidas impuestas por los gobiernos que están deliberadamente dirigidas a restringir o distorsionar la estructura del comercio, o que lo hacen sin proponérselo.(Bourke & Leitch, 2020)

FUENTES: 

CEPAL, N. (2020). Dimensionar los efectos del COVID-19 para pensar en la reactivación.

Informe sobre cómo afecta la pandemia a la comunidad LGBTQ+https://agenciapresentes.org/2020/03/26/asi-afecta-COVID-19-19-a-personas-lgbt-en-la-region-datos-y-asistencia/

World Leaders Join to Pledge $8 Billion for Vaccine as U.S. Goes It Alone

 Sontag, Susan. La enfermedad y sus metáforas| El sida y sus metáforas. DEBOLS! LLO, 2012.

Bourke, I. J., & Leitch, J. (Enero, 2020). Las Restricciones Comerciales Y Su Impacto Sobre El Comercio Internacional De Productos Forestales. Home | Food and Agriculture Organization of the United Nations. https://www.fao.org/tempref/GI/Reserved/FTP_FaoRlc/old/larc/docslarc27/Espanol/29065.pdf

Pintle, F. (2020, April 17). Violencia doméstica, la otra epidemia en medio del COVID-19-19.
 Business Insider México | Noticias pensadas para ti. https://businessinsider.mx/violencia-domestica-aumenta-mexico-cuarentena-COVID-1919/

¿Tienes algún proyecto que te gustaría compartir? ¡Escríbenos!

Instagram

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.

Playlist de temporada