TAZIA: EN LA MODA Y EN LA SUSTENTABILIDAD CABEMOS TODOS.

Para explorar otro rostro de la sustentabilidad y de sus alentadoras posibilidades, Briki conversa con Simón Ponce, Fundador y Director Creativo de Tazia

“Necesitamos un poco darle el cerrón a las revistas y voltear a ver la realidad de nuestro país. Saber qué busca, cómo se viste, a dónde va.” – Simón

La sustentabilidad en la moda ha tomado un auge creciente durante los últimos años y gracias a la actual pandemia y cambios de actitud en el consumidor, parece ser el tema que concierne a la industria entera. Sin embargo, el crecimiento de la industria de moda sustentable acarrea sus propios retos, siendo uno de ellos el que lentamente ha ido moldeando una imagen aspiracional, en la que ser sustentable se transforma en una tendencia para quienes pueden pagarla.

Para explorar otro rostro de la sustentabilidad y de sus alentadoras posibilidades, Briki conversa con Simón Ponce, Fundador y Director Creativo de Tazia, una marca que opera desde el 2016 en San Miguel Xoxtla, Puebla y que mediante el upcycling o supra-reciclaje, convierte el desecho textil en piezas de outerwear práctico con explosiones psicodélicas de color y en siluetas fáciles de incorporar al armario del mexicano promedio. 

El creativo nos compartió que todo lo que la marca produce es un reflejo directo de la manera en la que él y su equipo están conformados. 

“Los que trabajan en Tazia son gente como la que conoces. Gente real. Todo lo que diseñamos,  lo pensamos alrededor de personas que viven su vida de una forma muy normal… salen, van al trabajo, salen a tomarse una cerveza con los cuates. Mi concepto de moda nunca fue una cuestión aspiracional. La principal cuestión de la moda es cubrir una necesidad, la de vestirse.”

“Mi concepto de moda nunca fue una cuestión aspiracional. La principal cuestión de la moda es cubrir una necesidad, la de vestirse.”

Sobre el proceso creativo en Tazia, Simón cuenta que está lejos de la fantasía donde poéticamente el diseñador recurre a musas con su inspiración, boceta y luego ejecuta su visión. Todo comienza con desechos textiles y una experimentación de lo que que se puede crear a partir de ellos. Las piezas de la marca, como mínimo, se componen en un 50% de merma textil (el resto de la pieza se elabora de textiles nuevos con fines de controlar los acabados y aumentar su durabilidad). 

En una industria que produce aproximadamente 800 mil toneladas de desperdicio textil a escala global por año, que personas como Simón se aventuren a crear a partir de lo que desecha la industria es bastante necesario. 

Al preguntarle sobre el reto que implica diseñar a partir de lo que está disponible y si eso limita su proceso creativo, el diseñador afirma que es justo lo opuesto, esas son las mismas razones que lo han liberado y le permite hacer un trabajo más honesto: “Imagina que buscas una seda increíble y costosa… de inmediato empiezas a sentir la presión de que lo que sea que hagas, se tiene que vender y tiene que ser grandioso. Si te quitas la presión de que lo primordial sea vender y te pones en contacto con lo que haces y lo que te rodea, eso te permite incorporar la sustentabilidad en tu trabajo y hacer prendas para el consumidor real.”

Simón

“Como diseñador, quiero proponer una marca que sea accesible, una en la que todos puedan participar en la sustentabilidad.”

Simón entonces explica la misión que se ha puesto el equipo de Tazia y cómo ésta se conecta directamente con su entorno y su vida, diciendo: “Yo vengo de un espacio donde mis amigos y familia no tienen los recursos para comprar una marca sustentable. Y como diseñador, quiero proponer una marca que sea accesible, una en la que todos puedan participar en la sustentabilidad.”

Sobre la misión que se establecen las marcas sustentables de impulsar el cambio, el diseñador enfatiza la necesidad que existe de que los creativos detrás de ellas piensen en incluir a todos, comentando:  “No es válido que hagas sentir a la gente ignorante del tema, si los quieres incluir  es necesario explicarles cómo, comenzar poco a poco e inspirarlos a cambiar sus hábitos de consumo. Poco a poco. No quiero ser un sabelotodo, vamos aprendiendo todos juntos cómo ser más sustentables cada día.”

“Necesitamos un poco darle el cerrón a las revistas y voltear a ver la realidad de nuestro país. Saber qué busca, cómo se viste, a dónde va.”

Para cerrar nuestra plática, conversamos acerca del panorama del diseño en México y el potencial del país para construir una identidad en el escenario internacional y le pregunto: ¿cómo fue tu proceso para llegar a diseñar con el consumidor mexicano como prioridad?

Después de pensar un momento, comenta: “creo que llegar ahí viene de cuestionar la estructura de la moda por ejemplo, en nuestra educación… cuando estudias moda te dan la historia de Prada, Dior, Moschino. ¡Te dan mil historias! Y a mí me encanta esa historia, me encanta esa moda, me encanta hojear una Vogue. Pero cuando te conectas a tu realidad te das cuenta de que esa moda se queda en revistas, algo que no ves en la calle. Necesitamos un poco darle el cerrón a las revistas y voltear a ver la realidad de nuestro país. Saber qué busca, cómo se viste, a dónde va.” 

¿Tienes algún proyecto que te gustaría compartir? ¡Escríbenos!

    Instagram

    Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

    Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

    Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.

    Playlist de temporada