Maizajo: el maíz como un símbolo de resistencia.

Maizajo es un proyecto que está revolucionando la manera en la que consumimos maíz en México ya que se dedica exclusivamente a ofrecer productos derivados del maíz criollo.

Fotografía: Fernando Gómez Carvajal

“Ningún chef se preocupaba por el origen de la tortilla que estaba usando”– Santiago Muñoz

Daniela Moreno y Santiago Muñoz son los mexicanos detrás de la marca Maizajo. Maizajo es un proyecto que está revolucionando la manera en la que consumimos maíz en México ya que  se dedica exclusivamente a ofrecer productos derivados del maíz criollo.  El sueño de Santiago y Daniela es cubrir todo el ciclo del maíz, empoderar a los productores en el campo y llevar el producto hasta el consumidor final: hasta su tortillería y restaurante en la Ciudad de México. 

¿Por qué el maíz criollo?

El maíz criollo es es un grano ancestral que necesita ser protegido por varias razones. La primera es, que es un maíz seguro para el consumo del ser humano al tener un origen no transgénico. Un análisis realizado en Estados Unidos  demostró que muestras de harina de la marca MASECA contenían maíz transgénico con altos niveles de glofosato (un químico herbicida sobre el cual existe una polémica ya que existe la probabilidad de que sea cancerígeno). Ver más en:  Análisis de harina de Maseca halla maíz transgénico y el herbicida glifosato • Forbes México

Además, las propiedades del maíz criollo ayudan a que otros tipo de cultivo puedan completar sus ciclos (como el frijol), al ser nixtamalizado se convierte en un súper alimento para el ser humano y su consumo apoya directamente al desarrollo económico de pequeños productores. 

“Ningún chef se preocupaba por el origen de la tortilla que estaba usando”- nos platica Santiago fundador de Maizajo. México es el sexto productor de maíz en el mundo, aún así el 40% de los granos que se utilizan en el país se importan. Esto quiere decir que en México, sólo producimos el 60% del maíz que consumimos. Ver más en: México reducirá las importaciones de maíz para finales de año

Fotografía: Daniela Moreno

Históricamente la producción de maíz en México ha sido  entorpecida por medidas del libre comercio ya que las leyes en materia de maíz tienen un historial de modificaciones que favorecen los cultivos genéticamente modificados.

Históricamente la producción de maíz en México ha sido  entorpecida por medidas del libre comercio ya que las leyes en materia de maíz tienen un historial de modificaciones que favorecen los cultivos genéticamente modificados. Empresas transnacionales como Monsanto, Bayer, Pioneer, Dow, Syngenta perjudican más de 59 variedaddes de maíz criollo. Ver más en: Maíz criollo, a merced de corporaciones con entrada del T-MEC

Lo anterior significa que el maíz nativo o criollo está totalmente indefenso ante los transgénicos por reglamento del comercio internacional.  “Llegan las grandes corporaciones y les quieren comprar a los productores grandes cantidades en 3 pesos, nosotros pagamos mínimo 3 pesos por sólo 1 kilo” nos platica Santiago, fundador de Maizajo.

Maizajo trabaja con los productores que heredaron semillas de maíz criollo, promoviendo así la conservación de esta semillla y evitando que los agricultores tengan que comprar granos transgénicos de empresas transnacionales para tener un trabajo estable. La caída de producción nacional de maíz en este año y las políticas públicas del  nuevo gobierno de AMLO enfocadas en incrementar la producción del maíz no han tenido resultados positivos para los productores. Ver más en: México, lejos de ser autosuficiente en maíz

 “La idea es que ellos logren activar sus tierras, si tienen 4 hectáreas, estamos activando los cultivos en las hectáreas, reactivando y haciendo funcionar las tierras de los agricultores” – Santiago Muñoz.

Maizajo es un emprendimiento que está cambiando la realidad de su comunidad y -desde su trinchera- contribuyendo a la reducción de la brecha de la desigualdad en México: según un informe de la CEPAL (2020) “la pobreza rural está estrechamente vinculada a los déficits de trabajo decente en la agricultura”. La Organización Internacional de Trabajo hace hincapié en que, a pesar del aumento de la productividad en el campo, se mantienen profundas diferencias entre la situación laboral de trabajadores rurales y urbanos. 

Maizajo está promoviendo el desarrollo rural, a través del empoderamiento intelectual y económico de los productores de maíz criollo. Recordemos que sin desarrollo rural no hay desarrollo sostenible. 

Finalmente, queremos que te des una vuelta a las redes de Maizajo, para que te antojes de la variedad de platillos que ofrecen. Maizajo es un ejemplo de que un negocio en México puede ser sustentable, ético, delicioso y estar cambiando la vida de productores locales. 

#SinMaízNoHayPaís

Instagram: @maizajo

Web: Somos Maizajo

¿Tienes algún proyecto que te gustaría compartir? ¡Escríbenos!

    Instagram

    Playlist de temporada