¿Qué rayos está pasando en Estados Unidos?

Este día estará marcado, me atrevo a decir, a la misma altura de Pearl Harbor o el 9/11.

Una “brikiguía express” para entender a nuestros vecinos del norte.

Parte 1

El día seis de enero, quedará grabado en los libros de historia. Fue cuando Estados Unidos se vio a sí mismo como lo que es: un estado más en el sistema internacional. Estos días le ha tocado vivir a la unión americana una probada de historia latinoamericana, vivieron el miedo e impotencia de observar como la representación de uno de los tres poderes fue violentada y hasta sangre derramada. Este día estará marcado, me atrevo a decir, a la misma altura de Pearl Harbor o el 9/11.

A Estados Unidos se le veía como el gran ejemplo de democracia plena, no obstante, en los últimos años ese sueño se ha ido perdiendo, tiroteos, crisis económicas, racismo sistemático, violencia de género discriminación de las minorías y lo más lamentable, su unidad nacional. Antes se veía cómo los políticos de ambos partidos se sentaban a negociar leyes, unas veces cedían otras no, pero con un cierto balance y con la firme convicción de que era lo que los ciudadanos necesitaban. Tenemos días oscuros frente a nosotros no voy a mentir, el Día de la Insurrección fue una distracción de otros problemas en los que estamos metidos, como la pandemia (y todos sus derivados), la eterna crisis económica, el calentamiento global, y la lista podría seguir…

Parte 2

El día de hoy 13 de enero de 2021, se ha votado en la Cámara de Representantes para volver a poner a juicio (impeachment) al presidente Trump, a diferencia de la vez pasada los cargos (a muy grandes rasgos) son incitación a la violencia e insurrección por los eventos antes mencionados. A diferencia de la vez pasada, en esta ocasión 10 representantes del partido republicano han apoyado la iniciativa demócrata. Se argumentaba desde la parte republicana que era una pérdida de tiempo y solo se dividiría más la nación. Los demócratas argumentaban que era para ejercer justicia.

Hay varias preguntas al aire, pero estas dos son las mas comununes:

¿Habrá tiempo necesario para realizar el juicio?

Acorde al Washington Post es sí. El tiempo del juicio está enteramente a disposición del Congreso. Es una realidad que habrá un proceso en su contra pero hay dos opiniones sobre cuando debería hacerse. Si se decide comenzar lo más pronto posible y hacerlo mientras Trump está en el poder, se seguiría el formato conocido. Podemos tomar en cuenta el caso de Andrew Johnson en 1868, que se logró ejecutar en tres días. En caso de encontrarlo culpable se quitaría de la presidencia dejando a Mike Pence a cargo. La otra corriente apunta que lo mejor sería que el juicio se llevara después de la presidencia pero, esto sería un proceso nunca antes visto y experimental.

¿Qué ganan con otro impeachment?

El principal argumento demócrata es hacer justicia. Es responsabilizar a Trump por incitar a la violencia y a la insurrección, a su vez esta es una manera de lanzar una advertencia a los futuros ocupantes de la Casa Blanca, Nemo me impune lacessit (Nadie me ofende impunemente). También hay que recordar que los mandatarios americanos gozan de varios privilegios después de su mandato, el que se estaría buscando revocar es el derecho a ocupar otro cargo público, es decir, bloquearían a Trump de buscar otra vez la presidencia americana el 2024.

Al final del día este va a ser un proceso muy desgastante que honestamente no sabemos si sanara o no alguna de las heridas dejadas por los últimos cuatro años. Sin duda, Biden y Harris están enfrentando tiempos históricos y titánicos. A los ciudadanos de pie solo nos queda trabajar en nuestros círculos cercanos para crear puentes y desearle lo mejor a la siguiente mancuerna que ocupará la cabeza de la rama ejecutiva norteamericana.

Miroslava Pérez- Directora Editorial Política y Democracia en América Latina.

¿Tienes algún proyecto que te gustaría compartir? ¡Escríbenos!

    Instagram

    Playlist de temporada